✅ ADOPTAR UN PERRO ▷ 10 COSAS QUE NO SABES

 In Noticias

10 COSAS QUE NO SABES sobre ADOPTAR UN PERRO

Adoptar perros en una de las decisiones más bonitas que podrás tomar en tu vida.

No solo das un hogar al perro que adoptas, sino que salvas de la calle al próximo que ocupará su lugar.

En el último artículo 10 COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE ADOPTAR UN PERRO te hablábamos de lo que hay que saber cómo paso previo a adoptar.
Pero, ¿y después?

¡Aquí lo tienes!

  • 1. ¡Tú no eres mi madre!

    El vínculo es la base del éxito en la relación entre humanos y perros.

    Un perro y una chicaSeguro que has visto alguna vez esos desternillantes memes en los que un gato recrimina a su humana que ella no es su madre para decirle lo que debe o no debe hacer. ¿Te suena verdad?.
    Sirva de ejemplo esta nota humorística para recordar que nuestro animal recién adoptado no sabe quién somos.
    Aunque es extremadamente recomendable que antes de la adopción se hayan producido varias visitas de los adoptantes al centro de adopción, e incluso del animal a casa, en muchos casos las distancias o las circunstancias no lo hacen posible.

    ¿Entonces? ¡Imaginad!
    Se encuentran solos mirando a unos humanos en un entorno desconocido que nunca antes han visto.

    ¿Cómo podemos ayudar a estos perros adoptados? ¡Fácil!

    «Su rincón zen»
    Las primeras semanas va a necesitar un refugio al que acudir cuando los estímulos, el estrés o el miedo lleguen a niveles que sea necesario bajar.

    Demostrarás una gran empatía y comprensión si le dejas elegir cuál es el lugar donde se siente a salvo.

    Quizás tú quieres que esté a la izquierda de la televisión, porque su camita queda bien ahí. ¡El estampado va a juego con las cortinas!.
    Pero igual tu nuevo amigo canino considera que cerca de la televisión hay demasiado ruido y esto no le permite descansar. ¿Entonces?.
    No se trata de comprarle 4 camas (o sí). Pero puedes observar la zona a la que se dirige los primeros días para buscar seguridad, colocar varias mantas o colchonetas en rincones estratégicos (siempre pegadas a la pared, no como islotes aislados) y dejar que elija donde se encuentra mejor.
    Recuerda, es su ‘rincón zen’, no le molestes cuando esté durmiendo.

  • 2. Los 3 días del sueño de un perro

    Perro adoptado durmiendo¿Sabías que cuando un perro de una protectora o perrera llega a un hogar es normal que pase los tres primeros días durmiendo y sin prestar atención a la comida?
    ¿Te imaginas porqué sucede verdad?

    Exacto, algunos llevan años sin un lugar confortable en el que descansar, expuestos a humedad, frio, calor, ruido y estrés constante. Es tal la carencia de descanso que arrastran que es normal que los primeros días se centren en descansar.
    Muchos adoptantes llaman preocupados porque su perro no presta atención a la comida o está ‘apático’ al principio. Dale unos días para que se recupere y no le exijas nada, dale el tiempo que necesite para recuperarse de tantas emociones y el estrés añadido de conocer un nuevo entorno

  • 3. Jornada de puertas abiertas. ¡Pasen y vean!

    Adoptar un perro es una gran experiencia de aprendizaje para ambos, perros y humanos. Y desde el primer minuto deberás tomar decisiones.
    ¿Cómo le vas a enseñar tu casa?
    Pues te aconsejamos que lo hagas de la forma más sencilla.

    perro conociendo su casaDéjalo todo abierto para que lo pueda oler y conocer bien, tanto puertas como grandes armarios.

    ¿Y si no quiero que mi perro entre a algún sitio?
    Algunas personas no quieren que el animal tenga acceso a determinadas habitaciones. Bien, no hay problema. Después de la ‘jornada de puertas abiertas’ puedes volver a delimitar las zonas ‘restringidas’ y cerrar las puertas, pero el perro debe saber ‘qué hay ahí detrás’. Si no conocen su entorno más cercano y, lo más importante, lo entienden, no estarán totalmente tranquilos en casa.
    Permite a tu compañero perruno comprender el entorno que le rodea dándole la oportunidad de conocerlo por sí mismo y a su ritmo.

  • 4. ¡A tu vera, siempre a la verita tuya!

    Nos ponemos copleros para recordar algo muy importante y que no puede ser olvidado.
    Debemos tatuarnos en nuestra recién estrenada frente de adoptante la siguiente ecuación: máxima compañía con la mínima interacción.

    ¿Qué significa esto?
    Que durante las primeras semanas, tu perro adoptado, solo necesita estar ‘a tu vera’.

    Perro Galgo, oliendo la mano se su compañera humana
    ¿Te sientes mal porque parece que ‘estás pasando de él’?

    ¡No te sientas mal! Le estás ayudando a adaptarse, conocer el entorno con tranquilidad, no ser sobreestimulado y, lo más importante, no crear en estos primeros momentos una relación de dependencia.

 

 

  • 5. Vamos de paseo ¡pí, pí, pí!

    ¡Cuidado! No nos dejemos llevar por la emoción del momento tras adoptar un perro.

    Un perro paseando con su dueña por un parqueHa pasado mucho tiempo encerrado, enjaulado y sin ver el mundo.
    Tiene muchas ganas de salir a disfrutar del nuevo universo de olores, amigos y paisajes que se abre ante él, sí. Pero ten en cuenta que miles de estímulos estresantes llegarán a él de golpe y esto puede provocar mucho sufrimiento, estrés y miedo a tu nuevo amigo.
    ¿Entonces?
    Te recomendamos paseos muy cortitos y pequeñitos de menos a más, de más cerca de casa a más lejos. Una salida muy pequeña al mundo exterior y un reconfortante y largo descanso posterior para asimilar todo lo vivido en la calle.

 

  • 6. ¡El perrito espera a llegar a casa para hacer pipí y caca!

    ´Salimos dos horas de paseo y espera a volver para hacer caca en el salón, ¡ya le vale!’.

    ¿Os suena esto?. Nuestro nuevo amigo nos está lanzando un mensaje muy claro:
    «No me siento lo suficientemente seguro en la calle como para hacer mis necesidades«.

    Este perro necesita:

  1. salir menos tiempo,
  2. asegurar el entorno,
  3. conocer poco a poco los alrededores y
  4. empezar por conocer lugares con el menor número de estímulos posibles.
  • Evita los parques caninos y zonas con muchos animales paseando, estar pendiente de los otros animales y de todo lo que sucede no le dará la tranquilidad necesaria para hacer sus necesidades fuera de casa.

 

  • 7. Lo mejor es no hacer nada

    ¿En serio?. Sí, tal cual.

    Antes de hacer algo de lo que no estás seguro es mejor no hacer nada.
    Observar debería ser tu nueva palabra favorita tras adoptar un perro.
    varios perros jugando
    Solo así irás comprendiendo su comportamiento y sus necesidades.
    Ante todo no te anticipes, déjale que aprenda de sus experiencias y que pueda tomar sus propias decisiones.
    Si no le dejas investigar y le niegas el derecho a equivocarse, le estás negando también la capacidad de aprender.

Tu perro sabe más de perros que todos los libros y tratados de educación canina publicados hasta la fecha.

 

  • 8. Perros ‘realfooder’

    La alimentación es el origen y motivo de muchos trastornos en el perro.
    Infórmate bien antes de elegir la comida con la que vas a alimentar a tu nuevo amigo, estás a tiempo de hacerlo bien. Cada día más personas son conscientes de la importancia de que los perros estén bien alimentados.

    Y, ojo, una buena alimentación no tiene porqué ser sinónimo únicamente de un pienso de alta gama; las dietas naturales caseras y BARF son la opción elegida cada ver por más familias que se forman para ofrecer está rica opción a sus animales.

    Por favor, revisa la composición y los nutrientes de tu comida elegida, compara y pon interés en saber qué estás dando realmente a tu perro cada día.

 

 

  • 9. Uno más de la familia

    No es una frase hecha, es un hecho probado. El perro es un ser social que se organiza de forma grupal. Necesita, tanto como la comida o los paseos, relacionarse con otros animales de su especie. Su equilibrio y felicidad dependerán en gran parte de esto. Adoptar un perro es responsabilizarse de que le darás ‘hermanitos’ o, al menos, un contacto continuo con otros perros.

    Es un perro y amará hacer ‘cosas de perros’. Pero tú también, humano que lees, eres parte de su grupo y de su familia. Las familias duermen bajo el mismo techo y comparten actividades. Demuéstrale que, no necesita salir en el libro de familia para ser considerado como un miembro más.

  • 10. Paciencia

    ¡No solo es la madre de la ciencia! Es la clave para dar tiempo y espacio a tu nuevo amigo para que aprenda.

    Adoptar perros es apasionante, les estás dando la oportunidad de vivir plenamente.

    Pero adoptar un perro es mucho más, es aceptar que esa bola peluda sonriente no habla nuestro idioma. Pero para él no es un problema, te aseguramos que hará todos los esfuerzos que sean necesarios, hasta la extenuación, para tratar de entenderte a ti. ¿Estás tú dispuesto a hacer lo mismo?.

    Da las gracias a tu perro, la paciencia y las enseñanzas que te ofrecerá te harán crecer como ser humano en todos los aspectos de tu vida.

Si te decides a adoptar un perro puedes visitar nuestra sección de perros en adopción.

Conoce aquí a los perros que esperan una adopción

 

 

Recommended Posts
Contactar

¡Contacta con nosotros!

¿No se puede leer? Cambiar texto captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies