CES

El control de las poblaciones gatunas, debido al gran número de situaciones de conflicto que pueden llegar a generar las sobrepoblaciones en los núcleos urbanos y alrededores, ha sido y es objeto de múltiples enfoques para su control o resolución tales como:

Objetivos

– Los realizados por instituciones públicas mediante captura y sacrificio, recogida de gatos ferales e intento de adopción o liberación de estos en zonas distintas o alejadas del núcleo urbano.

– Los realizados por ciudadanos, que incapaces de convivir con estos animales, se han tomado la ley por su mano y han decidido emplear venenos, matarlos a golpes, cazarlos, y todo tipo de “métodos” crueles e ineficaces que solo hacen agravar el problema.

El único método verdaderamente efectivo es la combinación de un plan gestionado por un grupo de personas que se involucren en el proyecto y las administraciones competentes, en este caso, los Ayuntamientos, cuidando y vigilando la población gatuna, mediante:

– La esterilización a través de la Captura, Esterilización y Suelta (CES), vacunación, control parasitario, correcta alimentación y vigilancia de los gatos ferales.

– Designación de espacios de alimentación y reposo de los gatos ferales, así como su limpieza rutinaria.

– Recogida y cuidado de gatos caseros abandonados, mantenidos en alguna de nuestras casas de acogida.

– Concienciación de la población y la introducción de ayudas y campañas para la esterilización de los gatos domésticos.

Es conocido por todos la existencia de colonias de gatos ferales en determinadas áreas de nuestro pueblo. En cada una de estas áreas hay personas que les alimentan, intentan dar cobijo y, en función de su capacidad económica, muchas veces sufragan los gastos veterinarios que estos animales pueden conllevar debido a su estilo de vida, ayudando no solo a los gatos, sino a la comunidad al evitar las consecuencias indeseables del aumento de cadáveres en las calles de nuestra ciudad.

Estos gatos tienden a formar colonias numerosas a causa de su gran capacidad reproductora, salen en celo 1 vez al mes a lo largo de 1 semana, y cada hembra puede aparearse con distintos machos lo que provoca en estos peleas, marcaje con orina y maullidos durante la noche alterando el sueño de los humanos, pudiendo llegar a parir hasta 5-6 gatos por camada. Las hay por toda la geografía urbana.

Viven felices en lugares poco transitados, con espacio para correr y esconderse, con plantas y árboles, así que lo que comúnmente llamamos gatos abandonados son propiamente gatos libres, urbanos, errantes y simplemente, gatos ferales. El problema surge cuando la población es demasiado grande y no hay espacio o comida suficiente para alimentarse, lo que provoca colonización de otras zonas con mayor número de personas y conflictos vecinales.

Gestionado por 4 Patas Jumilla y Excmo. Ayuntamiento de Jumilla

El objetivo principal de este proyecto es planificar y mantener un programa que, gestionado por 4 Patas Jumilla, apoyado por el Ayuntamiento, consiga el control humanitario de las colonias felinas. Y así avanzar mejorando la convivencia vecinal y evitando los problemas que acarrearía la improbable desaparición de los gatos mediante otros métodos, como aumento de población de roedores y aves potenciales transmisoras de enfermedades, pérdida de biodiversidad, y en general, un estado de impotencia de las personas que se preocupan por estos animales al verlos sacrificados cuando existen otros métodos.

Con este proyecto se pretende dotar también de infraestructura, medios y formación a estas personas para simplificar y hacer más efectiva su labor. Sólo la esterilización, control y seguimiento por parte de las personas designadas de estos animales, y el entendimiento por parte del vecindario, puede garantizar la estabilidad de la población, higiene del entorno y resolución final de los conflictos.

Por no mencionar además que el aroma de los gatos ahuyenta a ratas, ratones, conejos y aves en general, controlando las poblaciones incluso sin llegar a comérselos y los mantienen en sus madrigueras evitando que ensucien zonas más visibles, ayudando por tanto al mantenimiento de la ciudad.

Control Poblacional

Con esta propuesta se pretende conseguir que la población de gatos no aumente pero siga habiendo gatos en la calle donde pueden seguir siendo útiles como “controladores biológicos y naturales” de ratas, ratones, etc… Para las administraciones mantener campañas de desratización resulta un gasto considerable.

En resumen, la superpoblación de gatos está actualmente creando conflictos a dos niveles: entre los vecinos del lugar que no quieren gatos allí e intentan echarlos, y la Administración Pública, que obligada por las circunstancias y ante la falta de medios o una mejor organización, recurre a sanciones y deja indefensos a los gatos callejeros y a los vecinos y voluntarios que pretenden dar una salida digna y humana a estos animales, alimentándolos, acogiéndolos y tratándolos como pueden.

Por todo eso, el 1 de enero de 2019 comienza el proyecto C.E.S. con la estrecha colaboración conjunta de 4 Patas Jumilla y el Ayuntamiento de Jumilla.

Si quieres saber más sobre el C.E.S. o ser voluntario de esta área escribe a protectorajumilla@gmail.com

Contactar

¡Contacta con nosotros!

¿No se puede leer? Cambiar texto captcha txt
0

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies